15 agosto, 2008

El mundo contra ellas

Mismo producto, dos géneros, dos objetivos, claro….
Mientras que Axe (en todas sus variantes) promete lujuria garantizada, esta versión de Impulse siglo XXI promete algo un poco mas exótico: amor verdadero.

Para ellos, el efecto es directo: una avalancha de mujeres encantadas por la esencia cual ratas tras el flautista de Hamelin.

Para ellas, lejos de provocar hordas de hombres lujuriosos, se desata un operativo rescate con helicópteros y todo, intentando impedir fallidamente que el pobre espécimen resulte hechizado.
No puedo dejar de preguntarme, qué pasaría si se encuentran un hombre Axe y una mujer Impulse true love?? La comedia perfecta?


3 comentarios:

Cecilia dijo...

son las diferencias del genero que se expresan hasta en los desodorantes, que le vas a hacer parace que para ellos lo unico que vende es un producto que hagan que se les tiren todas encima, son muy básicos

Publiciana dijo...

Cecilia, algo se debe poder hacer! al menos pongo mi granito de arena con este humilde blog...y vos comentando. Besos

Natalia Alabel dijo...

Publiciana, el aerosol le hace daño al agujero de ozono: si Chico Axe y chica Impulse se encuentran, estamos literalmente fritos.