15 octubre, 2008

La conjura de los infelices

Sin nada que envidiarle a las publicidades de Hahn del post anterior, los amigos de Menthoplus descubrieron que para contarnos lo extremadamente ácidos que son nuevos caramelos no hay nada mejor que dos infelices haciendo pasar un mal momento a dos inocentes chicas. 

"Un toque ácido que no esperabas" es el slogan... 

Será que - buscando una idea - los creativos comieron en sobredosis estos caramelos hasta que la acidez les causo corrosión en las neuronas?

El toque ácido realmente puede ser inesperado... la calidad de la publicidad, mas que predecible.



3 comentarios:

Cecilia dijo...

Definitivamente vos y yo deberiamos creanos una agencia de publicidad! porque nos indignamos viendo y pensando las misasm cosas! de Verdad que ya no me sorprende ninguna barrabasada publicitaria pero esto ya fue demasiado.

Publiciana dijo...

Ceci buena idea! jajaj

*Julie* dijo...

Hola! Me gustó tu blog, coincido con la mirada que hacés de algunos comerciales y me vuelve loca que algunas personas ya lo hayan "naturalizado"
Con este de los caramelos, cuando recién lo ví pensé que yo no estaba entendiendo algo, de tan agresivo gratuitamente que me parecía... pero no! era lo que querían decir! ¬¬

Un saludo,

Julie*