23 junio, 2008

SPM

El SPM (Síndrome Pre Menstrual) es un concepto tan vago y antiguo que nadie sabe bien en que consiste; algunos dicen que hasta es una enfermedad que expresa sus síntomas en el cuerpo y la psiquis femenina.
Yo no se exactamente de qué se trata, incluso dudo de que realmente exista. En el fondo pienso que es solo un conjunto de mitos oscuros, llevados de generación en generación, que cada vez se diluyen más por tener cada vez menos asidero racional (como cuando tu abuela te dice que en “esos días” no podés lavarte la cabeza).
Prueba de lo que digo es que - a pesar de existir en el mundo laboral - en los últimos 15 o 20 años nunca, pero nunca, ví mujer alguna que haya faltado al trabajo por usar el llamado “día femenino”. Si lo pensamos 2 segundos, es un permiso totalmente ridículo. Nadie deja de trabajar por esa razón y a ninguna profesional con dos dedos de frente se le ocurriría tomarse semejante licencia. Si avanzamos un poco, es hasta injusto e irracional: por el día femenino se puede faltar sin presentar un certificado médico, pero el comprobante es indispensable después de sacarte 4 muelas.

En fin, oscuro e indescifrable, el SPM continúa para algunos teniendo tantas variantes e involucrando tantas conductas que llegamos a un punto en el que una mujer no puede simplemente sentirse mal, tener dolor de panza, estar de mal humor o un poco nerviosa porque, ineludiblemente, pasará a ser catalogada como aquella “histérica” a la que seguramente “le está por venir”.


O al menos así lo piensa Anaflex, con este comercial que me dejo boquiabierta.

El día en que vea a cualquier mujer tener alguna de estas reacciones, llamaré a la policía o al manicomio, porque seguramente tendrá algo mucho mucho más grave que un simple SPM…. Lo que sea que fuere, el SPM nunca será justificación para que las mujeres se comporten como maniáticas, ridículas, desmesuradas e irracionales una vez al mes. Las conductas que describe Anaflex son degradantes. Insultan al género haciéndonos sujetos pasivos de una especie de locura sexista que nos lleva a actuar como insanas de la noche a la mañana.

Por lo demás, Anaflex es un simple analgésico, que siempre podrá calmar un dolor físico, pero ningún dolor físico, por fuerte que sea, perturba tanto a las personas.

Llego a 3 conclusiones posibles:

1.- El supuesto SPM es solo un malestar uterino que se cura con analgésicos, libre de locuras y actos inimputables; o

2.- Anaflex es solo un analgésico y como tal no sirve para aliviar el místico SPM; o bien

3.- Anaflex no es un análgesico sino un bálsamo mágico que cura dementes.

Me quedo con la estupidez del “Si Miguel!”, al menos por tonta hace reír.

8 comentarios:

Conz dijo...

menos mal que no sufro de eso

publiciana dijo...

Conz, somos dos...

Luli dijo...

El Sindrome Pre-Menstrual tiene mucha Prensa en Estados Unidos. Las mujeres de estas latitudes manejamos tantas cosas a la vez, que no tenemos tiempo de echarle la culpa al SPM, o bien lo resolvemos o nos jodemos. Así de simple.
Los hombres de estos pagos son tan machistas que ni siquiera necesitan echar mano de este recurso (SPM)porque cuentan con una larga lista de ¨defectos¨que nos atribuyen.
La publicidad Argentina es un muestra cabal del machismo reinante, casi no hay creativas mujeres y eso se nota en cada spot. Ni hablar de las pésimas publicidades de FORD.

publiciana dijo...

luli, tu lo has dicho.

Cynthia dijo...

Publiciaria, perdon que disienta pero:
1- cuando me esta por venir me duele tanto tanto que camino doblada en cuatro por mas que me droge a mas no poder con Anaflex, Ibuevanol o alguna de esas mierdas
2- conozco varias amigas que estan en la misma que yo
3- la publicidad, por regla general, juega con la ironia y el grotesco para resaltar el antes y el despues del consumo del producto
4- "cuando les duele a ellas, nos duele a todos" me parece un buen slogan, habida cuenta que cuando tu jefa de turno esta por indisponerse, en general, esta mas insoportable que otros dias. (Y lo digo por experiencia)

Y ademas, tampoco tengo que pedir perdon por no estar de acuerdo, porque esto supongo yo que es un blog democratico, no?

Publiciana dijo...

Cynthia, claro que no tenes que pedir perdon.. para eso son los blogs, o al menos este ja.
Yo pienso diferente, porque el humor me cambia por muchas cosas y odio cuando una mujer tiene un mal dia, por lo que sea, y por default se dice "le debe estar por venir"... tengo jefes hombres, con humores sumamente cambiantes, pero claro... no reciben ninguna acusación fisiológica al respecto.

Boludearte dijo...

yo se que por ahi es tarde y no ves el comentario... pero bueno. El SPM difiere mucho de ser un simple dolor úterino. Está más relacionado con el cambio de flujo hormonal. Y sí, estoy de acuerdo con que un dolor no puede ponerte demente (sufro de endometriosis, nadie más que yo sabe lo que es que te duela el utero... y no sólo 5 días al mes, sino todo el mes). Pero el cambio de humor se le puede atribuir bien a los cambios hormonales. Sino mirá de cerca a las embarazadas.
Hay que ser realistas, estamos manejadas por las hormonas. Y la publicidad de anaflex... me causa gracia, porque por mucho analgesico que tome no sólo me va a seguir doliendo, sino que no importa, porque las hormonas siguen desparramadas igual.

Saludos!

Publiciana dijo...

Boludearte, lei tu comentario y tu post... me encantó.
A mi no me pasa lo que te pasa vos, no me duele nada y no me entero de las hormonas, al menos no por eso... pero entiendo perfectamente tu punto y tambièn odio profundamente esa cancion de Ricardo Arjona.